divendres, 23 d’octubre de 2015

PINTAR SOBRE CERÁMICA

Estoy practicando y buscando ideas para decorar la taza que enviaré a mi trocador/a de #truequeambulante. Aunque la red está llena de inspiración, des del principio me apetecía bastante probar esta técnica, así que compré un paquete de rotuladores de la marca Edding y me puse manos a la obra. 

Algún día me gustaría que entre nuestra vajilla reinara cierta armonía, pero por el momento nuestro armario es un desastre con todo tipo de platos reciclados. Así que pillé uno blanco y lo decoré a mi manera. 






Me ha gustado bastante el experimento, después de dejar secar la pintura unos quince minutos, para sellarla solo hay que meter la pieza en el horno precalentado durante 25 minutos a 160ºC.

Como observaciones sobre esta marca, decir que los rotuladores se despuntan con bastante rapidez, así que es difícil conseguir líneas finas... lo bueno es que si te equivocas puedes borrar con un pañito húmedo. Ahora me falta probar de lavarlo en el lavaplatos, ya veremos como salen después del bañito.

Otra cosa que me ocurrió, y no sé si es cosa del paquete o de los rotuladores en general, es que el rotulador negro pinta un poquito más grueso que el resto, lo cuál se me hizo bastante fiasco para pintar líneas finas y bien limitadas.

Otra cosa que avisa el fabricante, es que su uso es solo decorativo, así que no sé donde lo voy a meter. A ver si algún día me llega para comprar un par de paredes nuevas o nos hacemos con un pisito un poco más grande :P



Y ahora, buen fin de semana!
Por aquí empieza la feria <3